Entre el 20 y el 31 de julio, se llevó a cabo el primer curso intermedio de planificación operacional en dependencias del Departamento de Planificación y Conducción Operacional (DPCO) de la Academia de Guerra Naval. El curso contó con 16 oficiales alumnos, provenientes de diversos mandos, incluyendo la Cuarta Zona Naval, el Centro de Entrenamiento de la Armada y de unidades dependientes de la Escuadra y de la Fuerza de Submarinos, entre otras jefaturas y mandos.

Este curso, orientado a oficiales subalternos, busca entregar herramientas que les permitan llevar a cabo de mejor forma el proceso de planificación de operaciones navales en el nivel de conducción operacional, como también la dirección de las mismas en un centro de operaciones marítimas (MOC, por sus siglas en inglés), o en un puesto de mando de un Jefe de la Defensa Nacional, en el caso de un estado de excepción constitucional.

Al término del curso, junto con felicitarlos por haber cumplido en forma exitosa con las exigencias académicas impuestas, el Director de la Academia de Guerra Naval, Capitán de Navío Agustín Pájaro Márquez, les enfatizó, durante sus palabras al cierre del curso, la relevancia de este nuevo proceso formativo de la siguiente forma:

Como aprendieron en el curso, la conceptualización de la dirección y planificación de las operaciones militares en el país está sustentada en tres niveles de conducción, dos de los cuales tienen una directa responsabilidad institucional en su formación y alistamiento: el nivel táctico y el operacional. El primer nivel (táctico), tiene un alto grado de consolidación sistémica, dada la cantidad de años de desempeño en esa área y la existencia de doctrinas, procedimientos, sistemas de entrenamiento y evaluación, instancias de formación, procesos de calificación de puestos operativos, empleo de armamento, tiempo en la mar, entre otros. Sin embargo, el nivel de conducción operacional está concentrado en un solo año de formación formal, principalmente durante el curso de estado mayor, con una incipiente base doctrinaria, principalmente de origen conjunto, y con procesos de entrenamiento escuetos.

En base a lo anterior, es altamente probable que en el eventual del empleo real de las Fuerzas Armadas, en el marco de estados de excepción constitucional, en una crisis o en un conflicto interestatal, los oficiales de dotación en puestos de mando de comandos operacionales, institucionales o conjuntos, o de jefaturas de la defensa nacional, tengan un proceso formativo y de entrenamiento muy escaso en este nivel de la conducción de las operaciones militares (un año para el caso de oficiales de estado mayor o prácticamente nada para el caso de oficiales subalternos).

Es por eso que, en base a una conceptualización realizada durante los años 2018 y 2019, se están implementando dos nuevas instancias formativas: el Curso Básico de Planificación Naval (CBPN), que se ejecutaría dentro del marco del Curso Básico de Guerra Naval (CBGN) para tenientes segundos, y el Curso Intermedio de Planificación Operacional (CIPO) en el grado de teniente primero; para luego, finalizar su formación con el Curso Avanzado de Planificación Operacional, enmarcado dentro del curso de estado mayor.

Todo lo anterior estará apoyado por un simulador que permitirá capacitar y entrenar la dinámica particular de un puesto de mando u otra organización organizada bajo el concepto MOC, el cual estará en funcionamiento a fines del presente año, herramienta que permitirá además potenciar la adjudicación de los juegos de guerra que realiza la Academia de Guerra Naval, pasando de una perspectiva principalmente “documental” a otra un poco más “efectivista”, donde se pueda medir la eficacia y factibilidad de los cursos de acción planificados. Por otro lado, este simulador permitirá el desarrollo de ejercicios de planificación y conducción de estados de excepción constitucional y el testeo de la planificación primaria y secundaria de la defensa nacional”.

El alumno que obtuvo la nota media general más alta en esta primera versión del curso fue el teniente primero Gabriel Boré Bacigaluppi, de dotación de la FFG “Capitán Prat”, quien fue felicitado por su jefe de curso, Capitán de Fragata Edward Gibbons Fell, y por el director de la Academia de Guerra.